Diario de clase de sociales

26 enero, 2011

Comentario de un texto de Marx y Engels

Filed under: 4º de ESO,Edad Contemporánea — rafaelcastell @ 6:34 pm

“Toda la historia de la sociedad humana, hasta el día, es una historia de lucha de clases. Libres y esclavos, patricios y plebeyos, barones y siervos de la gleba, maestros y oficiales; en una palabra, opresores y oprimidos, frente a frente siempre, empeñados en una lucha ininterrumpida, velada unas veces, y otras franca y abierta (…)

De todas las clases que hoy se enfrentan a la burguesía, tan sólo el proletariado constituye una clase auténticamente revolucionaria (…). Las capas medias, el pequeño industrial, el pequeño comerciante y el campesino, combaten a la burguesía para asegurar su posición como tales capas medias y salvarse de su hundimiento. No son clases revolucionarias, sino conservadoras. (…) Los proletarios sólo pueden conquistar las fuerzas productivas a cambio de abolir el modo de producción anterior. Todos los movimientos anteriores son movimientos de minorías en interés de minorías. El movimiento proletario es el movimiento autónomo de la inmensa mayoría en beneficio de la inmensa mayoría.”

Marx y Engels. Manifiesto del partido comunista 1848.

 

Este fragmento del “Manifiesto del partido Comunista”, obra fundamental que inicia la corriente política marxista o de Socialismo Científico (en oposición al Socialismo Utópico) expone una idea clásica y común en esta corriente: el cambio histórico, la evolución en el tiempo de las sociedades es fruto de la lucha de clases, es decir, de la oposición existente en cada sociedad entre dos grupos antágonicos y enfrentados, uno de los cuales posee la riqueza y el poder económico (los medios de producción) y, por tanto, el poder político y la hegemonía social. Este enfrentamiento es considerado por Marx el “motor de la historia” y de esta contradicción surgen las fuerzas que revolucionan y cambian cada estadio social. De esta manera, la historia pasa por distintas etapas (catalogadas por Marx como “Modos de Producción”), como Sociedad Esclavista, Feudal o Capitalista, en cada una de las cuales hay un grupo social que posee el poder económico y otro grupo, oprimido, se enfrenta al primero, desarrollando un nuevo modelo económico y social. Así en el feudalismo, los aristócratas o señores feudales poseían todo el poder, ya que tenían en sus manos el principal medio de producción del sistema feudal: la tierra. Este sistema engendra a una clase opuesta, la burguesía, que pretende desarrollar una revolución para quitarle la exclusividad del poder a los aristócratas. Esta clase consigue cambiar la sociedad y desarrollar su modelo económico (libertad de mercado, industrialización, etc) y político (Liberalismo político) en los siglos XVIII y XIX.

Pero el desarrollo de la burguesía y del modo de producción capitalista también suponen para Marx el desarrollo de su clase antagónica y opuesta: el proletariado, el obrero industrial que no posee nada salvo su fuerza de trabajo y que es explotado por la burguesía en el trabajo industrial. De todos los movimientos de oposición que el avance del capitalismo y la burguesía están generando (a veces incluso por parte de la pequeña burguesía) para Marx y Engels sólo el movimiento conformado por el proletariado es verdaderamente revolucionario, pues esta clase ha de proponer un modelo social y económico distinto y transformador: el socialismo, que supondría la superación definitiva del modo de producción capitalista. El proletariado, al contrario que la pequeña burguesía o el campesinado, no poseen nada y no tiene nada que perder. Su movimiento de oposición, según  Marx y Engels, no configurará una sociedad gobernada por una minoría, como los cambios y movimientos anteriores, sino una sociedad nueva y que beneficiará al conjunto de la humanidad.

Este texto es un fragmento del libro que da inicio a la corriente política y económica conocida como marxismo o socialismo científico, base del movimiento obrero y de los partidos políticos socialistas del siglo XIX y comunistas del siglo XX. Durante el siglo XIX, el desarrollo industrial y económico han conformado una importante serie de cambios sociales. Uno de los más importantes es la proliferación del proletariado u obrero industrial, trabajador no cualificado, cuyas condiciones de vida son pésimas. Explotado en el trabajo, cobrando un salario miserable y sin ningún tipo de protección, el obrero comienza a defender sus intereses organizándose en sindicatos y asociaciones políticas. A su vez recibe el apoyo de algunos intelectuales y pensadores que critican la desigualdad social y económica y el desarrollo capitalista. Los más célebres de esos pensadores fueron los alemanes Karl Marx y Friedrich Engels, que fundaron el movimiento comunista y la Asociación Internacional del Trabajo, base de los partidos socialistas en Europa. El pensamiento de Marx y Engels auna elementos de la filosofía alemana (la dialéctica o lucha de contrarios de Hegel), la Ilustración (la idea de Progreso de la Humanidad y la búsqueda de una explicación racional al funcionamiento de la sociedad) y los economistas ingleses (el motor de la historia está en la organización económica) y supuso un  hito fundamental en la construcción de un modelo de sociedad opuesto al capitalista. Marx y Engels consideran, según su análisis histórico, que ese nuevo proletariado industrial es la clase social que representa el progreso de la humanidad. De su avance dependería el avance de la humanidad en su conjunto.         

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: