Diario de clase de sociales

6 febrero, 2011

Comentarios de texto sobre la Revolución Industrial y el Movimiento Obrero

Filed under: 4º de ESO,Edad Contemporánea,Historia — rafaelcastell @ 8:05 pm

A los alumnos de 4ºA: pasamos, como ya comenté el viernes, a realizar un pequeño comentario de los textos que empezamos a ver ese día. Examen, martes 7. Recordad que si tenéis alguna duda, podéis dejármela escrita en los comentarios.

Texto 1.

Este texto nos cuenta las miserables condiciones de trabajo existentes durante la Revolución Industrial, y la posición desventajosa de los trabajadores y obreros frente al patrón o empresario. Se trata de un texto de tipo historiográfico, pues forma parte de un libro de historia que nos habla, mucho tiempo después de un proceso histórico (la revolución industrial).

Como idea fundamental, podemos señalar que las condiciones de trabajo eran enormemente duras al inicio de la Revolución Industrial. Las jornadas de trabajo eran eternas (de 12 a 16 horas), el trabajo infantil era permitido, y, además, mujeres y niños cobraban un sueldo significativamente menor, y no había ningún tipo de protección laboral (subsidio de paro, legislación, etc…). Estas condiciones eran, a juicio del historiador Deane, incluso contraproducentes (“el trabajo debe haber dado resultados negativos en vez de positivos”) para la producción, y sólo se entendían por el interés patronal de explotar al máximo a sus trabajadores.

En esta época, no existía una legislación laboral ni ningún tipo de protección del trabajador. El obrero estaba completamente desprovisto de derechos y era utilizado inmisericordemente por el empresariado para su provecho personal y en función de sus intereses más mezquinos. Si había necesidad de acelerar la producción, se alargaban las jornadas y hasta se llegaba a contratar a trabajadores temporales para echarlos poco después; cuando se acercaba una crisis y no había necesidad de producir tanto, se despedía al trabajador sin ningún tipo de ayuda o subsidio. El sistema del Liberalismo Económico, que preconizaba la libre iniciativa de todos los agentes económicos, la no intervención del Estado y que prometía un crecimiento ilimitado de riqueza de todas las personas al permitir enriquecerse sin control a los empresarios, estaba causando una pobreza y una explotación brutal de los trabajadores industriales. Estos trabajadores desarrollarían poco después medidas y asociaciones que defendieran sus derechos.

Texto 2.

Estamos ante un texto que expone el rápido proceso de industrialización que experimenta Alemania en el siglo XIX, concretamente entre 1834 (con la creación del Zollverein o asociación aduanera, que unificaba un mercado nacional en los estados que luego pasarían a conformar Alemania) y 1870 (cuando termina el proceso de unificación política). Se trata de un texto de tipo historiográfico, que narra el proceso industrializador en Alemania y expone algunos aspectos específicos que caracterizarán el posterior desarrollo económico y político alemán.

Como idea fundamental, podemos señalar la notable rapidez de la industrialización en Alemania, un país atrasado y agrícola que se incorpora algo tarde a la Revolución Industrial , pero que llegará a hacer frente como potencia mundial a Inglaterra poco tiempo después. El crecimiento demográfico, agrícola, y económico fue seguido por un esfuerzo industrializador dirigido por el Estado prusiano, que finalmente llevaría a Alemania a convertirse en una gran potencia. Ese modelo de crecimiento conllevaría aspectos  y rasgos específicos que lo distinguirían del proceso industrializador inglés, como la concentración de “poder económico en las industrias avanzadas”, es decir, que las empresas tecnológicamente más desarrolladas (armas, química, siderúrgica,…) pertenecerían a unas pocas familias adineradas, y a la existencia y mantenimiento de aspectos antiguos, como sistemas legales y de medidas tradicionales, fronteras interiores casi feudales, un sistema político imperial y poco democrático, etc…. Estos rasgos determinarían que Alemania fuera una enorme potencia económica con un carácter político y social extremadamente conservador y tradicional (dominio económico y político de muy pocas personas, ausencia de una verdadera democracia, mantenimiento de ideas tradicionalistas, nacionalismo agresivo y ultraconservador,…), lo que motivaría problemas sociales y políticos que veremos más adelante.

Texto 3.

Se trata de un texto periodístico, que narra, poco después de haberse producido un ataque de un grupo de personas (“revoltosos”) a una fábrica textil, en concreto un ataque dirigido a la maquinaria instalada en esa fábrica.

En el documento se observa uno de los numerosos ataques existentes a principios de la Revolución Industrial a maquinarias y fábricas, en este caso del sector textil, en un movimiento espontáneo y poco organizado de protesta laboral llamado “ludismo”, por Neil Ludd, suspuesto líder e instigador de las protestas y destrucciones de las máquinas. El periódico condena estos ataques, denominando a los atacantes como atrasados y contrarios a los “adelantos”.

En esta época, al inicio de la Revolución Industrial, la introducción de maquinaria está dejando sin empleo a numerosos trabajadores manuales que pierden sus puestos de trabajo al realizar una máquina (de hilar o de tejer) la labor que antes hacían varias personas. La tecnología y la maquinaria asociadas a la Revolución Industrial tienen ventajas (como el descenso del precio de los productos o el aumento de producción) y desventajas (el paro obrero en determinados sectores,…). El Ludismo fue un movimiento de protesta contra la maquinaria espontáneo y bastante desorganizado que se basaba en la simple destrucción de unos medios de producción que eran vistos por los obreros como los únicos culpables de su situación. Por supuesto, estos movimientos de protesta violentos no frenaron el proceso industrializador inglés, tan sólo lo ralentizaron un poco.

Texto 5.

Estamos ante un texto de Friedrich Engels, pensador y político alemán, compañero de Karl Marx. Este texto expone el programa político del Socialismo original: consitituir un partido por los obreros o proletarios que, mediante la acción política, sirva para organizar la revolución y organizar la lucha de la clase obrera.

Como ideas principales, se pueden señalar la característica práctica política de los Socialistas, consistente en no negar la actividad política mediante la formación de un partido formado por proletarios y obreros -al contrario que los anarquistas-. Para Engels, es necesario conformar un partido única y exclusivamente obrero, para que éstos no sean engañados y manipulados por políticos profesionales pequeñoburgueses, como Pyat o Favre. Para el marxismo, es fundamental huir de la alianza de clases existente en las revoluciones anteriores (1830, 1848,…) que se saldaron con el ascenso de la burguesía y el fracaso de las aspiraciones de los grupos populares que conformaban esos movimientos revolucionarios (lo que se dio en llamar “traición de la burguesía”); para ello, es fundamental promover la acción independiente del proletariado como grupo político que debe organizar la futura revolución. Para esa acción, el proletariado debe utilizar todos los medios políticos a su disposición (derecho de reunión y asociación, prensa, eduación,…). Estos medios no son para Engels una manera de “reconocer el estado de cosas existentes”, como decían los anarquistas, sino de utilizar todos los resquicios legales existentes en la sociedad capitalista y burguesa para luchar contra el capitalismo y por la revolución obrera.

En este época, el movimiento obrero ha tomado forma y se han organizado partidos y sindicatos en todos los países industrializados. Dentro del movimiento obrero se produce un choque entre los partidarios del anarquismo (Bakunin, Kropotkin, Proudhon), que pretenden eliminar el Estado y las leyes y luchar por una organización libre y autogestionaria de las personas, y el marxismo o socialismo, que promueve la acción política y social del proletariado mediante la formación de partidos y sindicatos y prepara una revolución que otorgue al proletariado todos los medios del Estado y la economía para emprender la revolución.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: