Diario de clase de sociales

5 noviembre, 2012

Consecuencias de la Revolución Francesa


El periodo revolucionario, que comienza con la formación de la Asamblea Constituyente y finaliza con la llegada de Napoleón al poder, supone una considerable sucesión de conflictos –militares, políticos, etc..-, y transformaciones –algunas meramente simbólicas, como el nuevo calendario, otras de más trascendencia, como la eliminación de los derechos señoriales en el campo, la ejecución de la familia real o las diferentes constituciones y proyectos legislativos (incluso el actual sistema de medidas y pesos surge de las transformaciones de la Revolución)- que alterarán enormemente el panorama político y social de la época.

Si bien, nadie puede negar la trascendencia de esas transformaciones, no hay aún uniformidad historiográfica a la hora de juzgar los efectos de esa Revolución. Hay personas que interpretan de forma positiva los resultados de esa Revolución, a pesar de la violencia existente –el escritor norteamericano Mark Twain justificaba la violencia revolucionaria con la siguiente sentencia extraída de “Un yanqui en la corte del Rey Arturo”:
“Había dos “reinos del Terror” (…); uno provocó crímenes con acalorada pasión, el otro con despiadada sangre fría; uno duró unos cuantos meses; el otro había durado mil años; uno causó la muerte de 10.000 personas, el otro de 100 millones; pero nos estremecemos por los horrores del menor de los Terrores”.
Por otro lado, siempre ha existido, todavía hoy, una corriente negativa de opinión contra la Revolución, desde el inglés contemporáneo de la revolución Burke, hasta historiadores actuales, pasando por las luminarias del pensamiento de la Restauración – Chateaubriand, De Maistre, Bonald-. El recientemente desaparecido historiador francés Pierre Chaunu señalaba en una entrevista:
P- Pero (la Revolución) ha sido en todo caso un acontecimiento que ha cambiado la historia.
R- Cierto, como la peste negra de 1348, pero nadie la celebra. A un periodista alemán le pregunté: ¿por qué ustedes alemanes no celebran el nacimiento de Hitler? Él se sobresaltó sobre la silla. ¿Pero no es quizás la misma cosa? (…) Pero fue una colosal destrucción de inteligencias y riquezas. (…) Robo, mentira y crimen, ésta es la verdadera trilogía de la Revolución, que puso a hierro y fuego a Europa.

El historiador François Furet, desde un punto de vista más moderado, señalaba que las consecuencias de la Revolución no habían sido precisamente positivas, pues hasta bien entrado el siglo XIX, la sociedad y la economía francesa siguieron prácticamente igual que bajo el Antiguo Régimen, y que las transformaciones que verdaderamente pusieron a Francia en la senda del desarrollo económico e industrial se dieron bajo la moderada revolución de 1830, de dominio exclusivamente burgués.
Pero, en general, las opiniones de la mayor parte de los historiadores actuales -desde los clásicos Soboul, Lefebvre, Rudé o Hobsbawm, hasta McPhee, Vovelle o Gauthier- son relativamente favorables a la Revolución, o, al menos, inciden en señalar transformaciones trascendentales fruto de la actividad revolucionaria.
Si bien la economía no sufrió una transformación tan radical como la de Inglaterra en esta época –donde surge la Revolución Industrial- y el desarrollo económico se concentra en los años posteriores a la revolución de 1830, autores como Fontana señalan que las transformaciones en el campo, donde a raíz de la revolución se generalizó una agricultura de pequeños y medianos agricultores libres, lo que aseguró un crecimiento pausado pero seguro de todos los sectores (industria, servicios,…).
En cuanto a la sociedad francesa, aunque mantuvo durante algunos años su organización estamental (los nobles exiliados regresan con Napoleón), ésta estaba ya herida de muerte, y jamás volvió a recuperar la fuerza anterior a 1789. El funcionariado y el ejército se abren a todos los ciudadanos. La alta burguesía se irá progresivamente haciendo más fuerte en Francia -especialmente con el régimen de Luis Felipe de Orleans en 1830-. A su vez, se impone la distinción social establecida por nivel económico más que por nacimiento.
Por otro lado, el feminismo y la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos tienen en la Revolución un episodio importante. Por un lado, la lucha teórica, con Olympia de Gouges y su Declaración de los Derechos de la Mujer; por otro, con la participación de las mujeres en la vida política de la Revolución, fundamental en el transcurso de la misma.
En cuanto a la vida política, las alteraciones son, lógicamente, radicales. La monarquía francesa ya jamás recuperó el hálito de prestigio y poder que tenía hasta finales del siglo XVIII. Las restauraciones posteriores (Luis XVIII, Carlos X) duraron poco y los defensores de la monarquía parlamentaria (donde el rey está bajo la ley) o el republicanismo serán mayoría en Francia. El Absolutismo había muerto en Francia y le quedaba poco en el resto de Europa. El concepto de “nación” como unión de ciudadanos -no súbditos- libres e iguales nace fruto de la Revolución, y esta idea se extenderá por toda Europa gracias a las conquistas de Napoleón.
La participación ciudadana en la política ya tampoco volverá a ser la misma. La revolución movilizó -a favor y en contra- a la práctica totalidad de la sociedad francesa. Si bien antes la población protestaba y se rebelaba contra el poder en periodos de hambre y crisis, ahora participará de manera más consciente en la vida política francesa, y el sufragio irá aumentando progresivamente hasta establecerse el sufragio universal masculino en 1848.
Y el impacto de las Declaraciones de Derechos y las Constituciones se extenderá por todo el planeta, siendo el más claro precedente de la actual Declaración de Derechos del Hombre. La idea de la igualdad entre los hombres se propagaría rápidamente. En la misma década de 1790, este principio de igualdad alumbraría la rebelión de esclavos dirigida por Toussaint L’Ouverture, exitosa en Haití.

2 comentarios »

  1. ¿ Donde están los videos ?

    Comentario por Tomás con tilde — 5 noviembre, 2012 @ 8:51 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: